• candelero bautismo

Candelero Bautismo

37.19

Candelero con motivos de Bautismo, Confirmación, Eucaristía y Matrimonio. 14 cm de diámetro. Construido en bronce. Ref. 1674.

Categoría: Etiquetas: , ,

Product Description

Candelero con motivos de Bautismo, Confirmación, Eucaristía y Matrimonio. 14 cm de diámetro. Construido en bronce. Ref. 1674.

El candelero tiene una púa en el centro para colocar la vela. El candelero está construido en bronce, según el procedimiento de arena perdida por nuestros maestros orfebres.

El candelero es un soporte móvil que se utiliza para sostener velas. El candelero es también conocido como velero, hachero o blandón. Constan, por lo menos, desde la civilización romana y cuando tienen grandes dimensiones o se ramifican en distintos brazos se denominan candelabros. De la época romana pagana se conservan en los Museos Vaticanos dos enormes candeleros marmóreos que se utilizaron para el culto cristiano y de la Edad Media cristiana se guardan no pocos en las iglesias desde el siglo XI hechos de bronce o de hierro y de variadísimas formas y tamaños.

Según el diccionario de la real academia de la lengua española, candelero es el utensilio que sirve para mantener derecha la vela o candela, y consiste en un cilindro hueco unido a un pie por una barreta o columnilla.

La pila bautismal es una jofaina o envase que sirve como recipiente para el agua bautismal, en la cual se sumerge al candidato al bautismo, o sobre la cual se le lava en la ceremonia de la iniciación cristiana. La pila bautismal es la pila, generalmente de piedra, provista de un pedestal que se encuentra en las iglesias y sirve para administrar el bautismo. En la práctica actual de la Iglesia es usualmente una jofaina decorativa de piedra, aunque se usan también de metal o madera; apoyada sobre un pedestal o columna a una altura conveniente para recibir el agua que es vertida sobre la cabeza de la persona bautizada, una forma que marca el término de un desarrollo que ilustra gráficamente la historia del modo de conferir el bautismo.

El agua bautismal simboliza la regeneración de la nueva vida. Es símbolo de limpieza porque libera al bautizado del pecado original heredado de Adán y Eva y, es símbolo de vida porque recibe la vida de Dios. El agua utilizada en la celebración debe estar bendecida o bendecirse durante el rito.

El Bautismo de Jesús en el Jordán es el prototipo del Bautismo. Hay dos formas de realizar el gesto del baño del agua: por infusión, echando el agua sobre la cabeza del bautizando, o por inmersión, sumergiendo al bautizando en el agua. Ambas formas son legítimas. Etimológicamente «bautismo» significa «sumergirse».